sensibilidad suspendida

(razón: allá)



diez días después

puedo entrar y salir de casa, cocinar ensaladas, dormir, sentarme en una silla durante horas, observar a los que tengo a tiro y pensar en lo que me dé la gana

2 comentarios:

El Escritor dijo...

eso es maravilloso.

aina dijo...

qué amor!