sensibilidad suspendida

(razón: allá)



aUsteridad




a veces me ducho sólo con agua caliente,
ignorando el grifo de la fría,
como si con el líquido bollente
pudiera redimirme de mis pecados.
pero nunca sucede.
por ahora no porto aUreola,
debe ser porque, mientras
me quemo, mi culo
se adhiere a gélidos azulejos.

6 comentarios:

Ana María Vilchez dijo...

No puedo evitar el agua fría después de la caliente. Tendrá algún significado poético, digo yo?


P.S. Un besote y gracias por pasar a visitarme.

Lo. dijo...

Rebe! el blog está momentaneamente en stand by, jamás jamás se me ocurriría hacerlo bajo invitación y no dejarte leer!!
Es que había cosas muy viejas ahí que no quería que se leyeran hoy. También me cansó un poco. O talvez prefiero decir las palabras en voz alta ahora ;)

Un beso dama de las nubes!

L Mery dijo...

U todos los blogs estan ok, me llegan los comentarios al mail, asi que siempre los leo, incluso en entradas antiguas.
Vere lo de las fotos, tengo buenas y mullidas nubes archivadas por ahi.
Otro abrazo gigante!
L.

Milk dijo...

Uy

yo no soporto el agua caliente

esas duchas de las piscinas que no te dejan regular... ay, quita, que horror

huyamos de las temperaturas extremas
que para limpiarse
no hay que sufrir

que eso es la educación católica
de la que debemos desembarazarnos

Mado Martínez dijo...

Tienen algo las austeridades, digo, porque están en la esencia del alma.

PusilániMan dijo...

Incluso yo mismo me echaba un poco de menos...
Prueba a aprender a vivir con tus pecados y no relegues al grifo de agua fría a un ostracismo inmerecido, pobre él.