sensibilidad suspendida

(razón: allá)



sobre el periodismo como axioma










Esta noche voy a recuperar a Papasquiaro,
me voy a acostar con él, entre almohadas,
tejidos y pestañas. Papasquiero ancora un
poema dadà, y eso que ya los estoy
recibiendo. Da, da, da, que en este
escupitajo no hay plural,
que en estas tardes ni siquiera pluma,
ni estilete ni puñal. Entre la eñe y la
erre, ¿quién va a acordarse de la eme y de
la ele? Nadie. Dadie.

5 comentarios:

Comtessa d´Angeville dijo...

yo también me lo metería en la cama...

u minúscula dijo...

siiiiiiiiii

Blanca Oraa dijo...

me haces reir.

julia dijo...

como echo de menos una nueva entrevista en la que roberto le habla a lautaro... me hago seguidora de tu corpúsculo infinitoide... segura de que tu templo aguantará?

julia dijo...

si, este es... también puedes visitar nueva-gomorra.blogspot.com, es nuestro brazo artístico armado... besos y más besos.