sensibilidad suspendida

(razón: allá)



uno siempre termina siendo el peatón que llora en un transporte público

solo, delante de gente como él. nadie dice nada porque todos podrían ponerse a llorar. transeuntes