sensibilidad suspendida

(razón: allá)



pues resulta que

si nos olvidamos de la tilde, tiene mucha gracia que jamás sin jota sea lo que es