sensibilidad suspendida

(razón: allá)



odalik

por alguna razón he deseado siempre un filólogo ruso,
sospecho que sabría bailarme, manejarme con
soltura, como si fuera yo una declinación latina,
o un hielo helade griego, una confluencia de orígenes
perversos, por poner un ejemplo.

por alguna otra razón, lejana,no se si prefiero el
odalisque francés a la palabra concubina, si de anhelar
me convertiré en esclava de mi propia liquidez y viajaré
a turquía, donde sospecho que se puede tomar té, incluso
con las piernas dormidas.

3 comentarios:

Alicia. dijo...

Me ha encantado.
"o un hielo helade griego, una confluencia de orígenes
perverso"

Me gusta mucho como escribes^^
un beso!

Rubén Darío Carrero dijo...

Creo que era Nietzsche el que decía: "La filologia es sólo el arte de hablar correctamente".
No me pareces tan correcta. ¡Es más!, yo pienso que tu belleza está en ser incorrecta.
Yo creo que una mujer debe ser eso: una disposición semantica para las equivocaciones; la verdad importaría tanto como la mentira: nada.
Ya no seríamos reos de esta maldita cárcel del lenguaje.

Libertad sin pensar en esa palabra!!!

Sólo me queda una palabra: Touche?.

Besos Rebe

ENTREVAGONES dijo...

Me pregunto por qué algunos blogs, llenos de palabrería, sólo son visitados por mujeres. ¿Esconderá tanta "clase" motivos mediocres?