sensibilidad suspendida

(razón: allá)



nochevieja

esta noche,
que es mañana,
ayer y hoy dentro
de un agua pasada,
al mismo tiempo
1996 y el final
de la primera
década de un
siglo, duermo
sobre un escenario,
y las paredes y el
telón son verdes.
ojalá tuviera fe
para decir milagros,
menos mal que
existe la novela-
nieve, la página
en blanco, para
seguir explorando,
precipitando, qué sería
de mí si no pudiera
contarlo

3 comentarios:

Rafvs dijo...

interesante, me gusta eso de la novela-nieve....

javitrax dijo...

te veo salir del saco y levantar la cremallera canadiense. ya está casi todo verde otra vez, aunque sea de noche.

:)

Al-Juarismi dijo...

eres magnífica...siempre vas más allá de la rutina y de lo fácil.