sensibilidad suspendida

(razón: allá)



un minúsculo de máximas

nunca se tienen demasiados zapatos rojos,
nunca demasiadas medias de rayas,
nunca demasiado rimmel en la
pestañas. ni cebolla en los sofritos.
nunca de mucho hay demasiado.
nunca un enero termina despacio.

3 comentarios:

Nébula dijo...

me encantó! :O

Blanca Oraa dijo...

Es verdad, parece que emulas a Cocó Chanel cuando decía que nunca se tiene demasiado dinero ni se está demasado delgada.
Pero, pregunto:
¿por qué no duermes?

javitrax dijo...

eres un adverbio de cantidad