sensibilidad suspendida

(razón: allá)



urbieta*


La flecha del amor se atranca en mi garganta, incapaz de avanzar hasta el utópico bivalvo, artista que consigue desvestirme del salvaje manto de cinismo que hace de mí un prodigio de despersonalización dramática. u, verde, minúscula, paroxista, redundante, extasiada. Una dualidad trágica, afrancesada. rebe, reve,¿quién habla? Aquí yo, allí mi cólera. A un certo punto, no queda otra que caminar sobre el asco. Aún estoy aprendiendo a dibujar orejas de conejos con los lazos de los zapatos.
*camino del agua

2 comentarios:

peregrino dijo...

te sienta tan bien el verde u
que a veces te llamaría más uverde
que uminúscula

Mara Pastor dijo...

la palabra urbieta es maravillosa, la amo. gracias.