sensibilidad suspendida

(razón: allá)



Razón (José Hierro)

Tal vez porque cantamos embriagados la vida
crees que fue con nosotros lo que tú llamas buena.
Puedes aproximarte, puedes tocar la herida
de amargura y de sangre hasta los bordes llena.

Ganamos la alegría bajo un cielo sombrío,
mientras el desaliento nos prendía en sus redes.
Hemos tenido sueño, hemos tenido frío,
hemos estado solos entre cuatro paredes.

Vivimos... Llena el alma la hermosura más plena.
En países de nieblas también nacen flores.
Después de la amargura y después de la pena
es cuando da la vida sus más bellos colores.



*Gracias, Elias.

6 comentarios:

Comtessa d´Angeville dijo...

Vivimos, y con eso basta

Farfalla dijo...

fah! sabes cuanto hace que quiero encontrar este poema de Hierro? demasiado tiempo, Rebe... no recordaba ningun verso con exactitud, ni recordaba que era de el, ni nada, pero lo queria... hace unos dias que no lo busco como una desesperada y mira, llego sin mas...
me quedo contentisima!!!

gracias!

luna dijo...

estoy en Madrid.


!

Anónimo dijo...

El poema es como un rosal invertido. Da sus rosas bajo tierra mientras tiene expuestas sus raíces más sórdidas y feas.
Un saludo
Abridor estelar

arponera dijo...

vibrante u.. qué bién traer a Hierro a tu templo de plabras. Pasear por los surcos de tu ancha frente estudiosa, me complace siempre.

éste poema ..POESÍA

un abrazo

u minúscula dijo...

arponera, a veces pienso que nos conocemos..