sensibilidad suspendida

(razón: allá)



EL POEMA-PIEL DE VICENTE GUTIÉRREZ

Hoy quiero que veas cómo me arrastro por el pasillo.
Al menos hoy.
Quiero volcar sobre ti
todas estas figuras de ajedrez.
Todas estas figuras de ajedrez que he chupado.
Y quiero también que te subas a una banqueta,
y que eleves los brazos
y que sostengas una sábana, o un gran globo terráqueo
o un pedal de bicicleta
y juegues a lanzarlo para que caiga debajo de la cama.

Mañana te amaré de otra manera.
Mañana o más tarde.
O no querrás amarme
y yo tampoco te amaré.

Quiero abrazarte medio dormido
para que el fenómeno psíquico al que te traslado
tenga otras estructuras
no sólo la de mujer
no sólo la de ti.

Debo olerte dormido,
para que este fenómeno físico al que te traslado
tenga múltiples orillas
tenga múltiples rostros

para que este fenómeno psíquico
seas tú y no seas tú
y aflores siendo varias personas a la vez
siendo pedazos de animales
pedazos de personas que desconozco
o sutiles préstamos de los recuerdos más aletargados

Ahora
eleva losbrazos
a la misma altura que los hombros
túmbate sobre mí

deja que te penetre

y mueve la cadera en círculos concéntricos pero
no hagas los círculos grandes,
mira al frente, y ahora haz lo que te dé la gana:
escúpeme por ejemplo;
puedes escupirme
quiero que me escupas
dónde tú quieras
dónde tú nunca me escupirías pero
no bajes tanto la espalda
déjame que te rodee el cuello con mis manos
y que apriete

no puedo distinguirte ya de los objetos
eres el pan último forjas el último pan en mí.
Echa los hombros para atrás
y haz los círculos más pequeños.

Lánzame una última mirada y dime que te vas.

Tu piel es un Marte en el que practicar,
juguemos al ajedrez sobre tu piel.

Y justo ahora,
quiero verte patinar, y al mismo tiempo
con estos utensilios que no sé lo que son

lápiz de ojos negro
lápiz de labios rojo


escribir sobre tu pecho eso que llaman poesía

brazo derecho arriba,
cuando digo ya es ya.
Te amo.
Déjame que te dibuje muchos ojos
a lo largo del brazo,
que no se van a parecer entre sí.
Ahora
todas las patinadoras que hay en ti
se descalzan.

¿Cómo te llamas?
¿Te molesta que te lo diga?
Hombros luminosos
Hombro totalmente abierto
Cadera abierta.

Estiera la rodilla. Repliégate.
Coloca los brazos sobre el pecho.
Cuando digo ya es ya.
Te amo.

Quiero que hagamos el amor
en la cocina de un zoológico.

Seguid patinando.
Desnudas, perseguidas por perros.

Nada de árboles ni de auroras,
Ni de rocío derramándose.

Nada de lobos.

Eres una niña. Llena de manos en el alma.
Llena de manos.

Nada de manos.

Tu cara es un remolino. Escúpeme.
Te amo.

10 comentarios:

Comtessa d´Angeville dijo...

:(

u minúscula dijo...

por qué..?

Vicente Gutiérrez-Escudero dijo...

Saludos!

Este poema fue incluido en un libro colectivo coeditado por el Grupo surrealista de Madrid titulado "Situación de la poesía (por otros medios) a la luz del surrealismo". Este libro contiene unas charlas dadas en el local de la CNT de Barcelona y en la librería asociativa Traficantes de Sueños en Madrid. Mi intervención trataba sobre el "erotismo unitario", concepto muy relacionado con el "urbanismo unitario" situacionista. En este texto incluyo una serie de experiencias reales relacionadas con lo erótico, entre ellas una que consistía en pintar y escribir sobre la amante, realizando acciones poéticas (que no psicomágicas) improvisadas. Todo fue registrado en una grabadora de voz. Parte de lo que iba diciendo en esas acciones es lo que he recogido en este poema (que es un fragmento), que incluí a modo de ejemplo dentro del texto teórico antes aludido. Creo que, para entender el proyecto de magia cotidiana y poetización de la vida al que hago referencia en esa charla, no habría que sacar al poema de su contexto, aunque te agradezco que lo reseñes en tu blog, que comenzaré a visitar asiduamente. El poema solo puede que tenga su cosa, pero lo realmente poético fue los momentos que me llevaron a redactarlo; digamos que es sólo un 20 por ciento de lo que vivimos ella y yo. Puesto así, sacado de contexto, es mera literatura, creo. Como surrealista creo que la verdadera poesía, además de ejercitarse en el lenguaje como experimentación, también debe llevarse a cabo a través de los sentidos, de forma directa.

Seguimos en contacto

Mil abrazos

Vicente

Vicente Gutiérrez-Escudero dijo...

info del libro en cuestión

http://acciocultural.org/index.php?main_page=product_book_info&cPath=_1_86&products_id=192

http://diaslibres.elvarapalo.com/blog/sabotajes/surrealismo-poesia-por-otros-medios

abrazos

La pequeña Delirio dijo...

Vicente, todos nuestros sentidos se enciden cuando lo leemos. No subestimes el poder de la inmersión ;)

Mado Martínez dijo...

Este ha sido intenso! Todavía tengo el sabor de las palabras en la boca. Y es que la poesía a veces es como el vino, y las palabras te embriagan.

javitrax dijo...

las bicis son un amor, sobre todo los pedales :)

u minúscula dijo...

qué emocionante es todo..

u minúscula dijo...

qué emocionante es todo..

Mister Blank dijo...

oh perforar con vino esta suave necesidad de ser... (Alejandra Pizarnik)