sensibilidad suspendida

(razón: allá)



me encanta leer ( y otras cosas )


Una conversación mantenida con Giacometti, me llevó, en efecto, a pensar que posiblemente no todo lo omitido había sido rechazado por razones válidas. Retomando con él una de las reflexiones que habían surgido en nuestro paseo, a saber, la incapacidad en la que me encontraba de justificar plenamente, a consecuencia del mantenimiento de la censura, la necesidad, para mí, en aquel momento, de la cuchara, recordé bruscamente que una de las definiciones que había descartado (por demasiado complicada y excesivamente pintoresca, a mi juicio, enumeraba elementos de la naturaleza, a primera vista, diparatada: cucharas -incluso grandes cucharas- de coloquíntidas monstruosas y alguna que otra cosa que no puedo recordar. Estos pocos elementos conocidos podrían bastar para hacerme creer que me encontraba en presencia de una representación simbólica del órgano sexual masculino, en la cual la cuchara ocupaba el lugar del pene. Pero el recurso del manuscrito, con la intención de colmar la laguna que quedaba, borró de mí cualquier asomo de dudas a este respecto: "¿Qué es el automatismo?", me habían preguntado. "Son grandes cucharas, coloquíntidas monstruosas, brillos de pompas de jabón". (Se puede advertir que a trávés de la persistencia de la idea delirante de la grandeza, el esperma era lo quehabía tratado de esconderse, durante más tiempo,a mi reconocimiento). Parecía claro, en estas condiciones, que todo el curso de mi pensamiento anterior había tenido como punto de partida la equivalencia objetiva: zapatilla=cuchara=pene=molde perfecto de este pene.
(El amor loco, Andrè Breton,página 47 de la edición de Alianza Literaria)

6 comentarios:

Comtessa d´Angeville dijo...

a mí lo que me encanta es que te encanten las cucharas.

balaisdebruyère dijo...

NO NO NO NO

Estoy en un café llamado verde. El sol entra de soslayo por la ventana y proyecta una é acentuada de CafÉ en la pared.Me senté junto a un lector ambidiestro. Me descolocó. Espero a mara. Sigue rastreando las cucharas, por favor.

Te queremos desde los árboles

Anónimo dijo...

Qué curioso, para mí la cuchara es sinónimo de sexo femenino, concavo, sensual, resbaladizo, ahuecado, justo lugar donde la lengua descansa...
Me encanta ese gesto de agotar la tarta de tiramisú de la cuchara.
las metáforas son mentiras literarias sobre la realidad, pero fantásticas.
Abridor estelar

el espejo retrovisor dijo...

el sexo y las cucharas
lindo tema de domingo...





como andas amiguita?



º

javitrax dijo...

El camarero, del que ella estaba perdidamente enamorada, le servió el habitual café con leche condensada, pero aquella tarde olvidó la cuchara.

u minúscula dijo...

a mí también me parece más femenina que otra cosa, la cuchara..

hola..