sensibilidad suspendida

(razón: allá)



caí de nuevo y mi sangre cogió forma de corazón

mi prosaica actividad diaria no atiende a razón, ni a narrativa, y mucho menos a la poesía

1 comentario:

kynikos dijo...

el secreto está en el suelo