sensibilidad suspendida

(razón: allá)



A

A veces, en estos meses, me entra tanta sed por las noches que bebo agua de cualquier manera, desde la jarra, o la botella, de donde venga, a grandes tragos, y es por eso que se adentra entre las tetas, y en ocasiones soy capaz de beber de un trago la botella entera, más de medio litro de agua, seguramente, entrando directamente en mi espacio contingente, llenándome, al mismo tiempo refrescándome y para adornar el momento, hacerlo más bello, o sencillamente más interesante, bebo con ansia y se escapa el agua, rebota con mi boca y mientras una se adentra la otra resbala, porque la lluvia no me moja, no, me resbala (1), y entonces es cuando deseas beber de una catarata. En una catarata. Tantas aes en una palabra, como esta otra, realmente la letra A es fundamental, y sin duda debe ser mayúscula, no lo concibo de otra forma, no podría ser de otra. Tiene que ser mayúscula la primera letra de la palabra Agua.


(1) Ángel González

3 comentarios:

a roja dijo...

Tu generoso cuerpo, agua rugiente,
agua que cae como cascada joven,
agua que es tan sencillo beber de madrugada
cuando en las manos vivas se sienten todas las estrellas.
(V. Aleixandre)

u minúscula dijo...

MOLAAAAAAAAAAAAA
tú me has dado siempre vicentes..

kynikos dijo...

mi verano mojAdo... el tuyo?