sensibilidad suspendida

(razón: allá)



sapore di mare

cuando me pesaban los brazos veía el mar por las tardes,
me sentía más liviana cuando mi culo se posaba
en un muro de piedra, y mis pies frente
a un abismo de horizontes
después tuve que poner tierra por medio
porque se me acumulaban los escalones.
ahora soy un cumulonimbo bien lleno,
a punto de explotar.
es más, lluevo, ya.

1 comentario:

Al-Juarismi dijo...

niña, ves, cada vez eres más esa nube llena de agua-poema...

me alegras mucho